Colegio nuevo, vida nueva

Colegio nuevo, vida nueva


Compartir esta página

El barrio Caicedo Villa Liliam recibió un enorme regalo de Navidad: las nuevas instalaciones del Colegio Básico Camino de Paz de la Fundación Las Golondrinas, esta obra se realizó con el propósito de garantizar el derecho a la educación de los niños de la comunidad y de generar nuevos espacios dignos para las clases, además de desarrollar proyectos de inclusión social con la comunidad para transformar el barrio en un mejor lugar para vivir y para el futuro de estos niños.

 
El colegio antes contaba con unas pocas aulas de clase y un baño, el restaurante escolar estaba lejos de los salones, no tenía espacios propicios para la recreación y el terreno era propenso a deslizamientos. El cambio es radical, ahora se cuenta con 1703 metros cuadrados construidos donde hay una biblioteca, sala de sistemas, un área para la recreación y el deporte, 14 aulas de transición a quinto, un salón múltiple para la cocina y el restaurante, teatro al aire libre, salón de artes, 14 baños, un ascensor para las personas en condiciones de discapacidad y un ropero comunitario.
 
Para la construcción de este gran proyecto, la Fundación Las Golondrinas contó con el apoyo de 60 empresas y particulares, además se hicieron varios eventos desde el 2010 que facilitaron la consecución de recursos. Sin embargo, lo más importante es que la comunidad estuvo siempre involucrada en la obra, realizaron un bazar comunitario para recoger fondos y reuniones donde se socializó el proyecto con la vecindad, los niños formaron parte esencial de esta labor, pues ellos aportaron con su creatividad de principio a fin.
 
Luego de 11 meses de arduo trabajo y a pesar de los problemas de orden público que permanecen en el sector, el colegio quedó listo para abrir sus puertas en enero del 2013 a 550 estudiantes  y brindará la oportunidad para que 360 adultos se formen para trabajar en el colegio. La institución quiere ser un ejemplo de paz  y beneficiar a más de 8000 personas de este barrio habitado, en su mayoría, por familias desplazadas del Urabá Antioqueño y el Chocó. 
 
La inauguración el pasado 13 de diciembre contó con la presencia de los colaboradores de esta obra y los anfitriones fueron los niños y niñas que con sus bailes y cantos animaron esta reunión, y a través de sus muestras culturales agradecieron eufóricos por su nuevo colegio.  

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.