En Cundinamarca avanzan los microempresarios

En Cundinamarca avanzan los microempresarios

Noviembre 8 de 2012


Compartir esta página


En Colombia existen personas emprendedoras que apoyan los procesos de desarrollo de pequeños empresarios que no tienen cerca todas las oportunidades para salir adelante. Para ello existe en Madrid, Cundinamarca, la Fundación Prodeocsa, que propende por el desarrollo sociocultural y económico de la comunidad del occidente de la Sabana a través de la investigación, orientación y coordinación de programas interinstitucionales.

Hace un año desarrolló el proyecto Proavanzar, que consiste en apoyar a los microempresarios de la zona de influencia de Prodecosca (Madrid, Funza, Mosquera, Facatativá y Bojacá) a que empiecen o continúen con su sueño de construir empresa. Les prestan el dinero requerido y si es necesario, los capacitan para que tengan toda la información y las aptitudes necesarias para el funcionamiento y progreso del negocio.

Ana Yury Cruz, Coordinadora de Proavanzar, asegura que es un proceso de préstamo del dinero y acompañamiento de la fundación a los microempresarios y en este tiempo se ha logrado brindarle una mano a microempresarios para el establecimiento de tiendas, microempresas familiares de yogur casero, empanadas, costura y venta de ropa, fábrica de calzado, carpintería, maestros de construcción y transporte de niños. “Es gratificante ver cómo crecen las empresas y mejora la calidad de vida de los beneficiarios”, afirmó.

Flor Marina Amézquita solicitó un crédito para mejorar su tienda y asegura que “Prodeocsa es un buen recurso para salir adelante, para tener lo que uno quiere“. Flor ha tenido un mayor desarrollo personal al hacerse cargo de su propio negocio. “Me prestaron para tener lo que necesitaba. Las cuotas no son altas, entonces las puedo pagar y tener mi propio negocio en casa”.

De igual manera, la vida de Esperanza Riaño cambió cuando el entonces coordinador del proyecto llegó hasta su negocio a ofrecerle el crédito, pues el encargado de Proavanzar hace un trabajo voz a voz y se acerca de manera directa a los posibles microempresarios para invitarlos a hacer parte del programa. Esperanza accedió de inmediato porque debido a un reporte en Datacrédito no podía tener ningún beneficio crediticio. “Me ha parecido espectacular porque pude continuar con mi trabajo”.

Prodeocsa hace el préstamo y a los 8 o 10 días realiza una primera visita al beneficiario para ver cómo funciona todo. La relación es a largo plazo, pues Yury, la actual encargada, establece una comunicación constante con cada uno de los 48 microempresarios, visita hasta los negocios, hace el cobro de las cuotas y el seguimiento de cada proceso.

Es inspirador conocer cómo un pequeño grupo de personas trabajan diariamente porque poblaciones vulnerables hagan parte del cambio con la ejecución de trabajos dignos y el mejoramiento de su calidad de vida. Prodeocsa invita a la comunidad a conocer su proyecto y beneficiarse de manera directa con una nueva forma de vida construida con amor y entrega.

Si quieres recibir más información escribe al correo microcredito@fundacionprodeocsa.org

 

Conoce más de nuestra fundación del mes en www.fundacionprodeocsa.org

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.