San Andrés, Providencia y Santa Catalina

San Andrés, Providencia y Santa Catalina


Compartir esta página

Este archipiélago está rodeado de aguas cálidas y transparentes, conformado por islas en las que podrás encontrar excelentes servicios. San Andrés, Santa Catalina y Providencia, son los destinos perfectos para quienes quieren apartarse de todo; lugar donde la naturaleza es la protagonista, donde sus montañas siempre verdes y su gran barrera coralina hacen de este uno de los sectores más seductores de Colombia.

 
En San Andrés, Santa Catalina y Providencia, además de experimentar la paz y tranquilidad que genera un mar de múltiples colores, disfruta el reencuentro con la diversidad étnica, la amabilidad de sus habitantes, su historia, cultura, y ancestrales tradiciones que hacen del Archipiélago un lugar ideal para visitar.
 
Si playa, brisa y mar es lo que buscas en tu viaje, te invitamos a vivir la Experiencia en el mar de los siete colores, a través de una ciudad privilegiada por el Caribe en Colombia.
 
¿Qué hacer en San Andrés, Providencia y Santa Catalina?
 
Las islas de Providencia y Santa Catalina ofrecen una combinación única de diversidad biológica y autenticidad cultural, convirtiéndose en las islas menos degradadas ambiental y culturalmente en el Caribe. San Andrés constituye uno de los departamentos más cercanos al alma de los colombianos, cuya grandeza está representada en la calidez de sus pobladores y la belleza de su geografía.
 
Las playas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, se consideran entre las mejores de Colombia. La mayoría están formadas por arena coralina, de un color blanco que le confiere al mar una sorprendente variedad de azules y verdes cristalinos, por la que se les conoce como las islas del mar de los siete colores.
 
El paso en semisubmarino es una divertida y mágica aventura de una hora y media de duración, bajo un alucinante manto de corales de muchos colores. La embarcación  sale desde el canal hasta la montaña de arrecifes. Durante este recorrido podrás avistar una gran variedad de arrecifes, corales y las más espectaculares especies marinas.
 
Se destacan las Fiestas Patronales en el mes de noviembre, fecha especial en la que los providéncianos le muestran a los visitantes todas las riquezas de su música, folclor y gastronomía, con actividades que van desde agroarte, encuentro de coros y presentaciones dancísticas y musicales hasta muestra gastronómica y reinado del Coco.
 
Las aguas tranquilas y tibias de San Andrés invitan ante todo a la natación, ya sea en la isla o en los cayos cercanos.
 
Cayo Haynes,  lleno de palmeras está rodeado por todos los colores del mar Sanandresano, ofrece una vista de peces multicolores en su costa. Desde este mágico lugar caminando por el agua hasta las rodillas llegas a  uno de los espacios más maravillosos y bellos de la isla de San Andrés, El Acuario. Es un banco arenoso con agua transparente que te llega hasta la cintura donde es posible hacer Snorkeling o caminar entre las decenas de rayas que se pasean por las tardes,  teniendo la posibilidad de alimentarlas y tocarlas. Esta es una de las experiencias más fascinantes de San Andrés.
 
Playa de Spratt  Bight, es la principal de las islas en San Andrés, ubicada en North End, es lugar predilecto para disfrutar el sol y la transparencia multicolor del agua. Allí se reúnen las isleñas para peinar con cangas (pequeñas trencitas) a los visitantes, se encuentran las lanchas de paseo y se practican deportes de playa.
 
Parque Regional Johnny Cay, pequeño islote que se divisa desde las playas del centro. Es símbolo y templo del turismo. Johnny Cay es alegre, tiene palmeras, cócteles, comidas típicas y un mar inquieto perfecto para practicar buceo. La única manera de llegar es en embarcación.
 
La playa de Cocoplum Bay, su poca profundidad, arena blanca y los verdes y azules de su mar, forman el sitio predilecto por los amantes de la tranquilidad. Frente a ella está Rocky Cay, un pequeño islote al que se puede llegar caminando entre el agua. Aquí puedes ver corales, peces multicolores y por las tardes también mantarrayas. El barco a medio hundir que se encuentra frente al Rocky Cay es una de las atracciones de esta zona de la isla. Cuentan que este barco encalló hace más de 30 años en esta zona coralina y que al querer sacarlo con remolcadores se rompió en dos y por eso se ve sólo una parte del barco.
 
San Luis, lugar donde puedes disfrutar de una excelsa tranquilidad mientras te arrullas con el sonar de las olas, sentir la seguridad del viento y sobre todo, alejarse del ruido de la ciudad. Es un sector nativo de la Isla con casas de madera y arquitectura caribeña. San Luis es un lugar tan lleno de magia que, podrías sentarte en su playa a ver el amanecer y vivir una experiencia inolvidable.
 
La Cueva de Morgan, no es sólo la boca misteriosa que el tiempo ha abierto en una mole de coral, es un punto de referencia en donde se encuentran la historia y la mitología de los ancestros piratas. Según la leyenda, el pirata Henry Morgan ocultó muchos de sus tesoros en este lugar. Lo que sí es comprobado, es que bucear aquí es una experiencia única, ya que ésta gruta coralina tiene muchos túneles que desembocan en una profunda laguna.
 
Hoyo Soplador, semeja un géiser al lado del mar, constituye un orgullo para los nativos. Se trata de un fenómeno natural producido por una serie de túneles subterráneos  que comienzan en los arrecifes coralinos y terminan en un solo agujero  a varios metros del agua. Cuando la marea sube y una ola logra entrar con fuerza dentro de estos túneles, arroja el aire por el hoyo. Es el momento  mítico, que exalta a los nativos: “El Hoyo está soplando, silencio”. Además de ser uno de los mejores atractivos para las fotografías que muestran los mejores gestos de los turistas.
 
El Cove, bahía desde donde puedes disfrutar de los más bellos atardeceres. Aquí anclan los buques de la Armada Nacional y los cruceros que recorren el Caribe. Es propicia para el buceo. Algunos de los mejores restaurantes de San Andrés están ubicados allí.
 
Las playas de Providencia y Santa Catalina, son el lugar perfecto para relajarse y olvidarse del ruido de las grandes ciudades. En sus playas tiene lugar el espectáculo más simpático del archipiélago y uno de los más característicos eventos hípicos del mundo.  En la bahía del sureste se enfrentan a todo lo largo de la playa grupos de caballos cuyos jinetes van a pelo y sin estribos.  Allí miden su resistencia y velocidad, y el premio es honorífico. 
 
Puente de los Enamorados,  construcción colgante en madera que conecta a Providencia con Santa Catalina, permite el paso peatonal y una vista conformada por pequeñas reservas de mangle en las orillas y algunas embarcaciones que permanecen cerca de los muelles.
 
Cayo Cangrejo, frente a las costas de Providencia, cerca de la Bahía Ganet, se encuentra uno de los lugares más queridos por los isleños y más frecuentados por los turistas; es un pequeño islote mágico, rodeado por aguas cristalinas y un bello paisaje marino.  En su parte superior hay un gran peñón, desde donde se puede divisar la majestuosidad del mar y al cual se llega por una escalinata construida para facilitar el ascenso.
 
Providencia es una de las islas más pequeñas y privilegiadas, ya que a diferencia de otras posee un inmenso farallón, conformado por preciosas montañas y apacibles lugares que conducen al sitio más alto y majestuoso del Archipiélago, llamado El Peak, reserva natural.  En este lugar tiene nacimiento la mayoría de la aguas de Providencia.
 
El Parque Old Providence and McBean Lagoon, lugar privilegiado para el turismo de naturaleza, debido a la gran belleza y diversidad de ambientes terrestres y marinos, la reconocida amabilidad de los isleños y la variedad de actividades que se pueden realizar en esta pequeña pero significativa área protegida. El senderismo, el snorkeling y el buceo, los paseos en kayak, el sol y las playas, hacen de este parque una verdadera joya del Caribe colombiano.
 
En las noches, bares, restaurantes y discotecas, llenan de magia y ritmo. En temporadas turísticas, se organizan conciertos populares en las playas, donde los grupos locales tocan ritmos como calypso y reggae. 
 
Por otro lado, en el sector de Punta Hansa, encuentras el más completo surtido de tiendas, es la zona comercial y epicentro de la vida nocturna de la Isla. 
 
En Providencia, tómate un trago de ron observando el atardecer en la playa de Manzanillo, más tarde puedes poner los pies en el mar y bailar, mientras miras las estrellas.
 
¿Dónde dormir en San Andrés, Providencia y Santa Catalina?
 
San Andrés posee una infraestructura hotelera muy desarrollada. Siendo uno de los destinos turísticos preferidos por nacionales y extranjeros. Aquí encuentras hoteles que se ajustan a todos los gustos y presupuestos. 
 
Las posadas turísticas son una interesante oferta alternativa de hospedaje, porque en ellas es posible vivir las costumbres de los isleños y conocer los detalles de su diario vivir. Estas posadas son lugares informales de bajo costo que te dan la posibilidad de interactuar de manera cercana con otros viajeros gracias a la dinámica de alojamiento y de actividades que normalmente se llevan a cabo con los huéspedes. Se ubican en el sector del Cove. Aquí la posada del artista Carson, te ofrece un espacio para la cómoda estadía en medio del arte y la naturaleza  a través de un ambiente lleno de color y creatividad. En los espacios naturales que circundan las habitaciones se han instalado hamacas, sillas y mesas.
 
San Andrés te ofrece la opción de hotel Boutique, hotel exclusivo de sólo 36 habitaciones. Ofrece todos los servicios de un hotel de primera categoría, estilo con atención personalizada. Piscina dulce, salada y la privacidad que sólo encuentras en este tipo de hospedaje.
 
Si lo prefieres, puedes disfrutar hospedándote en cómodos apartamentos ubicados en el centro económico y político de San Andrés, a pocas cuadras de la playa y con acomodaciones de una hasta cuatro habitaciones, lugares completamente amoblados con aire acondicionado e Internet inalámbrico.
 
Por su parte, la oferta hotelera en Providencia y Santa Catalina se caracteriza por sus construcciones pequeñas, confortables y de ambiente familiar. Los hoteles cuentan con todos los servicios y están distribuidos alrededor de la isla. También hay cabañas, dotadas con todo lo necesario en un ambiente de paz, naturaleza y tranquilidad. La mayoría de estos establecimientos son de propiedad de los nativos y atendidos por ellos mismos. Están construidos principalmente en madera, con el estilo típico del Caribe y sus brillantes colores y bonitas barandas encajan perfectamente con el ambiente tropical.
 
San Andrés y Providencia, gracias a ser destinos muy frecuentados por turistas nacionales y extranjeros durante los 12 meses del año, te ofrece los hoteles todo incluido, entre los cuales se destaca Decamerón, a través de su variada oferta que incluye todas las comodidades necesarias para pasar unas vacaciones inolvidables.
 
¿Dónde comer en San Andrés, Providencia y Santa Catalina?
 
Uno de los atractivos más significativos de las islas, es su cocina típica que ha sabido incorporar el refinamiento de elementos internacionales en la preparación de sus platos en combinación con lo autóctono y la sazón de la mano de sus cocineras afrocolombianas. Es el compendio de la exquisitez y la suculencia del Caribe colombiano. 
 
El mar brinda frutos de incalculable sabor, los cuales son preparados en leche de coco y especias de herencia africana, yuca, ñame, ahuyama, plátano y batata. En lo que a comidas típicas se refiere, el rondón (pescado, caracol y yuca en una exquisita salsa de leche de coco con sabores de selva tropical) es uno de los más destacados. Puedes acompañarlo con una cerveza fría o si prefieres con una copa de vino blanco ligero. Si preguntas por el mejor sitio para degustar esta delicia de plato muy seguramente te recomendarán el restaurante Sea Star detrás del Swan’s Key. Aquí podrás apreciar el proceso de preparación de esta exquisitez, es un lugar sencillo y económico y con mucha tradición.
 
El coco, su leche y aceite, son ingredientes fundamentales con los que preparan pescados, cangrejos, langostinos, langostas, caracoles de diario consumo. Otros platos característicos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina son la sopa de cangrejo, fríjoles con pig tail (cola de cerdo), caracol guisado, Bola de caracol, Crabs Backs, Mince Fish (pescado desmenuzado), el Bami que es una mezcla de yuca rallada con sal y masa de pan, cocido al fuego de leña y por supuesto el arroz frito con coco.
 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.