Nuquí, la perla negra del Pacífico

Nuquí, la perla negra del Pacífico


Compartir esta página

Nuquí es uno de los destinos de Colombia más frecuentado por nacionales y extranjeros; naturistas, ornitólogos, buceadores, caminantes y artistas debido a su riqueza natural, cultura y gastronomía. También por su excelente ubicación en el Pacífico colombiano, queda  a 15 minutos por vía aérea de Quibdó, capital del departamento de Chocó. 

 
Entre sus atractivos turísticos se destacan: Los manglares de Tribugá y Coquí; Los baños termales ubicados en Arusí, las playas de Guachalito con sus cascadas y la playa Olímpica con piedras de colores que engalanan bellos atardeceres, el sonido del mar, el cantar de los grillos, ballenas y delfines que adornan una naturaleza viva.
 
Las mejores olas de Colombia, hasta ahora descubiertas, se encuentran en el Pacífico colombiano, especialmente en Nuquí, tanto así que deportistas extranjeros lo incluyen en sus diarios de viaje, especialmente para la práctica de surf, buceo, pesca deportiva, ecoturismo, avistamiento de aves y ballenas, estas son algunas de las actividades que se pueden realizar en este municipio chocoano.
 
¿Qué hacer en Nuquí?
 
Desde  julio hasta octubre es la temporada ideal para visitar este destino, pues es el tiempo en el que enormes mamíferos llegan a pasar su luna de miel en las cálidas aguas del océano pacífico. Las ballenas Yubartas o como se les conoce regionalmente Jorobadas llegan para robarse todas las miradas, aplausos y sonrisas de residentes y visitantes.Por otro lado, cada año del 10 al 16 de julio, Nuquí celebra con chirimías, alboradas, alumbrados y danzas, las fiestas de la Virgen del Carmen. Durante 6 días, Nuquí adorna sus calles para engalanar a su patrona.
 
Puedes visitar El corregimiento los Termales, lugar de aguas térmicas donde los visitantes disfrutan de un spa natural o adentrarte en la selva por el río Joví en una rustica canoa conducida por nativos y llegar hasta la Cascada La Chontadura.
Coquí es un pueblo que te permite conocer la verdadera selva a través de un sendero ecológico guiado por jóvenes nativos, o si prefieres la calma, puedes navegar en canoa por el ecosistema de manglares y aprender de la diversidad de esta tierra al caminar, mientras que en Tribugá los amantes de la vida marina pueden contemplarla en todo su esplendor a través del buceo. Las mejores olas de Colombia para surfear están en Nuquí.
 
Arusí y Cabo Corrientes, están en el extremo sur y son importantes por sus variados sitios para el buceo. La comida en toda la zona es simplemente exquisita, sólo pescado recién sacado del mar.
 
Si cuentas con tiempo suficiente, puedes visitar la zona norte del municipio y llegar hasta Tribugá, preciosa ensenada de aguas calmadas y vegetación manglar. También, Jurubirá, donde encuentras aguas termales medicinales, caminatas a la selva, y lo que para muchos es el árbol más lindo de Colombia el cual creció sobre una roca en el mar.
 
La Playa Olímpica cuenta con más de 5 kilómetros de arena muy fina y piedras de colores.
 
Los ríos Ancachí y Nuquí, son ideales para recorrer a remo y disfrutar de los hermosos manglares a los cuales se encuentran enmarcados.
 
El Tajo, en frente de la población donde se ubica “La Paila” de agua dulce, sus habitantes dicen que tiene poderes curativos porque hace varios años un hermano misionero la bendijo.
Parque Nacional Natural Utría, en lengua embera significa “La Bella”, se localiza en los límites con los municipios de Bahía Solano y Nuquí, es uno de los más importantes de Colombia al cual sólo puedes llegar en lancha desde Nuquí o Bahía Solano. Es uno de los más frecuentados debido a su indiscutible belleza y a la cantidad de actividades que ofrece. Aquí se ubican la Ensenada de Utría, Playa Blanca y las cascadas de Chadó. Puedes hacer careteo (snorkeling), pesca artesanal y aprender a cocinar lo que pesque de manera tradicional.
 
¿Dónde dormir en Nuquí?
 
La infraestructura hotelera en esta zona del Pacífico, cuenta con pequeños hoteles y cabañas. Ecolodge Rocío del Mar, Cabaña la Soledad y Cabaña comunitaria Coquí, son algunos de los más frecuentados. Están dispuestos para ofrecerte servicio de spa, descanso, pesca, luna de miel, vacaciones de verano, avistamiento de ballenas, clases de surf, buceo, caminatas y demás actividades que pueden hacer de tu estadía en Nuquí una experiencia inolvidable.  
 
Por ejemplo, El Cantil Ecolodge es uno de los preferidos por los visitantes que buscan descansar, bucear y practicar surf pues sus programas incluyen, además de hospedaje, toda una serie de actividades que incluyen excelentes platos con lo mejor de la gastronomía del pacífico y recorridos por los lugares más atractivos de Nuquí.
También encuentras hostales en los que puedes hospedarte compartiendo un mismo dormitorio y baño con otros viajeros. En algunos hostales el valor puede incluir desayuno e internet, entre otros servicios. Este tipo de hospedaje te da la posibilidad de interactuar de manera cercana con otros viajeros gracias a la dinámica de alojamiento y de actividades que normalmente se llevan a cabo con los huéspedes.
 
Por otro lado Las Posadas Turísticas en Nuquí son el medio de hospédale más frecuentado por aquellos turistas que lleguen al municipio del Pacífico colombiano con el objetivo de aprender sobre sus costumbres e indudablemente sentirse como en casa, dado que estás son cálidas y típicas viviendas impulsadas por el Gobierno, totalmente adecuadas para viajeros informales y amantes de la aventura.
 
Las posadas normalmente se ubican entre la vegetación y la playa, los servicios que ofrecen las posadas en este lugar son: teléfono, agua potable, luz y TV satelital, salas de descanso y lectura. También se realizan actividades que integran a los visitantes con juegos y actividades recreativas que hacen aún más amena la estadía.
 
¿Dónde comer en Nuquí?
 
En Colombia existen un sin número de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural. Nuquí cuenta con la tradicional sazón del pacífico colombiano, su cercanía al mar convierte su oferta gastronómica en un mar de posibilidades. Frutos del mar frescos, combinados con las manos de mujeres que preparan platos que han pasado de generación en generación. El sancocho de pargo en leche de coco o de gallina criolla y el verdadero róbalo a la milanesa, hacen parte del menú que podrás disfrutar en esta bahía junto al mar.
 
Otro fuerte de la zona son sus platos artesanales: dulces y mermeladas de frutas exóticas como lo es el borojó, el almirajó y el chontaduro; cocadas, queques, moños y cucas (galleta negra); embutidos de pescado, pescado ahumado, subproductos de la caña como el viche, vinete (bebidas alcohólicas) y panelas, chichas de arroz y maíz, biscochos, entre otros.
 
 
 
 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.